Eco-Viajes

Can Curreu (Sant Carles, Ibiza)

Una vieja posesión payesa, enclavada en la zona noreste de la isla, aúna sencillez, elegancia y mucha paz.

Exterior del Hotel Can Curreu
Exterior del Hotel Can Curreu

Cuentan los más veteranos del lugar que en Sant Carles de Peralta nació el espíritu hippy que tanto proyectó en el exterior la imagen de Ibiza. Hay que remontarse a los primeros años de la década de los 60 para entender este entusiasmo: Sant Carles era apenas una aldea de payeses donde los nuevos viajeros encontraron la Arcadia que andaban buscando. Aquí se conjugaban una naturaleza generosa, una distancia sideral con el mundo civilizado y un ritmo de vida pausado. Pronto su lugar de reunión fue el bar Can Anneta, auténtico icono bohemio, al que todavía hoy acuden muchos fruto de su legendario poder de convocatoria.

El Hotel Can Curreu, emplazado sobre una loma cercana, comparte la mayoría de aquellos encantos. Sant Carles, con la excepción de algunos bloques de viviendas levantados en estos últimos años cerca de su iglesia-fortaleza, apenas ha sufrido el acoso especulativo que tanto ha herido a la isla. La "Casa del Correo" del abuelo de Vicente Marí funciona como hotelito rural desde el año 97, tras los dos años que duraron las obras de rehabilitación de la hacienda realizadas bajo la dirección del arquitecto barcelonés Javier Llobet. Al complejo lo rodea un auténtico vergel de añosos olivos, almendros, encinas y algarrobos centenarios, lo que tal vez explique buena parte de su magia.

Can Curreu cuenta, después de la ampliación realizada hace un par de años, con un total cinco suites superiores, dos suites y tres habitaciones dobles diseminadas, entre el fulgor de las buganvillas, por varias de las estancias de la hacienda y construidas siguiendo al pie de la letra las normas de la casa de campo payesa: paredes lisas y encaladas, suelos de barro y techos de madera o teja. Muros gruesos, geometrías rectilíneas y sencillez extrema, ésa parece ser la fórmula que empleó el decorador Juan Rivas para dotar al hotel de una atmósfera tan especial. Desayunar en la terraza de la habitación o leer un libro al calor de la chimenea son otros de los pequeños placeres reservados a sus clientes. Como lo es contemplar el cielo estrellado desde algunas de sus exclusivas azoteas.

El restaurante del hotel cogió carrerilla y renombre hace unos años, durante la estancia al frente de sus fogones de Carlos Posadas (después en el AC Santo Mauro, de Madrid). Desde hace tres, sin embargo, los méritos hay que anotárselos a Antonio Rodríguez, que ha sabido continuar el espíritu innovador de una cocina con un alma profundamente mediterránea. El restaurante es el rincón perfecto para una romántica velada a la luz de las velas. Pero es que todo Can Curreu responde a la máxima de confort e intimidad que hace, de cualquier estancia en él, un viaje para recordar por mucho tiempo.

   



    Hotel Can Curreu
    Ctra. de Sant Carles, km. 12
    Santa Eulária des Riu (Ibiza)
    Tel. 971 33 52 80
    Observaciones: 5 suites superiores, 2 suites y 3 habitaciones dobles. Desde 205 €


   



    Confort: Sobresaliente
    Diseño / Decoración: Notable
    Servicio: Notable
    Extras: Notable
    Desayuno / Room Service: Notable
    Calificación Global: Notable