Eco-Viajes

Casa A Pedreira (Cuntis, Pontevedra)

A las afueras de la villa balnearia de Cuntis te espera esta centenaria casona convertida en un oasis de tranquilidad. Y aprovecha para descubrir el recién inaugurado Parque Arqueolóxico de Arte Rupestre de Campo Lameiro.

Fachada de la Casa A Pedreira
Fachada de la Casa A Pedreira
Situada en la aldea de Troáns, a las afueras de la villa balnearia de Cuntis, y rodeada por una finca de unos 8.000 metros cuadrados, A Pedreira es un remanso de tranquilidad en el universo rural de la Pontevedra interior, una especie de oasis de sosiego situado sólo a veinte minutos en coche del aeropuerto de Santiago de Compostela
 
Marian adquirió la propiedad en enero de 2008 y desde entonces se ha afanado en renovar toda la decoración de esta centenaria construcción. El resultado salta a la vista: elegancia y aires rústicos en equilibrio, muebles de madera lacada, grandes alfombras y cortinajes, estancias muy espaciosas, luz y buen ambiente. 
 
El interior de la provincia de Pontevedra vive eclipsado por el fulgor turístico de las Rías Baixas. Es un precioso rompecabezas en el que encajan las piezas de un mundo rural cuajado de sorpresas: desde el Parque Arqueolóxico da Campo Lameiro (inaugurado, después de una larga espera, en julio de 2011), con una de las mayores concentraciones de petroglifos de toda Galicia, hasta las umbrías del río Umia y la villa de Cuntis, donde abre sus puertas el mayor balneario de la región. Hay que pasear por los barrios de As Burgas del mismo Cuntis o de la vecina Caldas de Reis, subir hasta el yacimiento del castro fortificado de Castrolandín o visitar el pequeño museo-taller Terra Termarum, ubicado en la Plaza de los Árboles, en Cuntis. Saborear el encanto de lo sencillo.
 
Como una cena a la luz de las velas y delante de la gran chimenea del salón de A Pedreira. Y una buena conversación de sobremesa con Marian, el alma del establecimiento rural. Con su esfuerzo la casa ha ido recomponiendo la estampa perdida: el jardín, con el otoño, se puebla de olores y matices que lo hacen aún más entrañable con el viejo palomar, transformado ahora en rincón de juegos infantiles, y el toque exótico del bosque de bambú, al fondo. Si el trabajo de recuperación del jardín ha sido importante, no menos lo fue (y sigue siendo) el minucioso ejercicio de toma de las estancias de la casona, en los que la propietaria se ha empleado a fondo en estos tres años para renovar decoración, mobiliario, colores y espíritu. Las estancias son amplias, acogedoras, están perfectamente equipadas y son un remanso de paz. 
 
Aunque, como ella misma cuenta lo mejor de este trabajo es disfrutar de él:  me encanta el trato con los clientes, que realmente son los que hacen, que con sus valoraciones y  maravillosos comentarios en mi libro de visitas siga teniendo cada día más ilusión con este proyecto. Intentamos ofrecer siempre un buen servicio y sobretodo  que se sientan bien acogidos, pues tanto yo como las personas que están conmigo, damos lo mejor para intentar que tengan una estancia agradable, les recomendamos restaurante y lugares para visitar, les preparamos rutas, les hacemos las reservas en el balneario y realmente lo agradecen muchísim y es la mejor recompensa que se pueda tener, el agradecimiento. Al final muchos  entran como clientes y salen como amigos, y vuelven a Pedreira. Lo podemos asegurar.
 


Casa A Pedreira
Folgar, 32
Troáns (36675 Cuntis, Pontevedra)
Telf.: 986 548 317 
www.apedreira.com 
10 habitaciones dobles
 
 

 
Confort: Notable
Diseño/Decoración: Bien
Servicio: Notable
Extras: Notable
Desayuno/Room Service: Notable
Calificación Global: Notable