Eco-Viajes

Casa Rural Landarte: un balcón a Zumaia y al mar Cantábrico

Sobre un promontorio verde, junto a frondosos bosques y como un balcón al mar de Zumaia (Guipúzcoa), al Museo Zuloaga y al puerto, se levanta un viejo caserón, rehabilitado con mimo e inteligencia, donde el viajero de cualquier edad encontrará reposo, hospitalidad e incomparables posibilidades de hacer turismo. Hablamos de Casa Landarte.

Casa Rural Landarte
Casa Rural Landarte

Si tomais la carretera N-634, nada más dejar atrás Zumaia en dirección a Donosti-San Sebastián, casi enfrente del puerto deportivo y del magnífico Museo Zuloaga encuentras el cruce a Artadi. De él sale una carretera estrecha, de suave montaña, por la que has de subir unos 400 metros hasta encontrarte un desvío señalizado con la denominación Landarte. Allí, a la derecha, sale un sendero en cuyo final, a unos 100 metros, nos encontramos con un hermoso caserío de dos plantas. Es toda una invitación a la que no os podréis sustraer. Una vez aparcado el coche en una pequeña explanada, seréis recibido por Mark o por Elena Iturriaga, artífices de un pequeño paraíso para el viajero cuyo nombre es Casa Landarte.

Se trata de un acogedor caserío del siglo XVI completamente reformado y rehabilitado en el año 2001. Rodeado de encinas y amplias praderas, parece colgado sobre el pueblo de Zumaia, sobre su playa y sobre la inmensidad marina como un privilegiado balcón. Ni que decir tiene que parece un lugar de cuento, especialmente pensado para descansar del bullicio de la ciudad y para perderse durante unos días con el objetivo de recorrer los bosques y caminos de los alrededores, gozar de los paisajes costeros de Vizcaya y Guipúzcoa y sumergirse en la vida ciudadana de una población hospitalaria como Zumaia.

Si la edificación y el paraje en que está situada son de por sí una invitación al retiro, no hay más que traspasar la puerta de entrada para ratificar la magnífica impresión del principio. Nos encontramos con una decoración en la que el estilo rústico propio de los alojamientos rurales se combina con colores muy vivos, con una exposición permanente de pintura abstracta que parece el contrapunto al mobiliario de viejas y cálidas maderas.

Amplia sala de estar y confortable, amplia, también, sala de lectura, con libros de calidad y colecciones de revistas en distintos idiomas. Al contemplarlas no es difícil imaginarse gozando incluso de su ambiente en los fríos días de otoño. Espléndidas y cómodas las seis habitaciones dobles, con una decoración diferenciada, a cual más bella. Dicen sus artífices que le han puesto mimo. Y es verdad: se ha buscado el contraste (siempre, véanse las fotos, manteniendo el "estilo de la casa": colores vivos, alegres y hospitalarios.

Aunque siempre es aconsejable llegar con las visitas y caminatas previstas para los días de estancia ya planificadas, tanto Mark como Elena os ilustrarán sobre las inmensas posibilidades de hacer turismo u otro tipo de actividades.  Por ejemplo, bañarse en cualquiera de las dos playas de Zumaia, visitar el puerto deportivo o visitar  sus restaurantes, sus bares de pinchos o realizar la obligada visita al Museo Zuloaga.  paseos, visitas guiadas, museos y buenas comunicaciones.

También podréis visitar Guetaria o Deva. O echarle un viaje de poco más de 20 minutos hasta San Sebastián pasando por Zarautz o viajar hasta Ondarribia y la frontera con Francia. También está relativamente próximo el Parque Natural de Pagoeta, al que se accede a través del pueblo Aia, con su riquísima muestra de flora de distintas zonas del planeta.

Y, como obligadas visitas, Mark o Elena os recomendarán, seguro:

La cueva de Ekain Berri, a  8 kilómetros de Zumaia, con pinturas rupestres de época Magdaleniense y descubierta en 1969. Se trata de una réplica de la cueva de Ekain, especialmente protegida por la lenta agresión del medio. Gracias a esta réplica es posible conocer el legado paleolítico vasco. Fue declarada Patrimonio Mundial de la Humanidad por la UNESCO el 7 de julio de 2008.

Una experiencia de enoturismo en Enocultura, de  Zarautz,  a 12 kilómetros de Zumaia y Casa Landarte. La citada bodega organiza visitas guiadas a los viñedos y a las instalaciones de elaboración de txakoli, con degustación incluida.
 


 

VISTAS DE INTERÉS EN ZUMAIA
 
Museo de pintura Ignacio Zuloaga, a 300 metros.
En Zumaia, Centro de Interpretación Algorri.
Museo de escultura Julio Beobide, a 1 km.
Basílica de Loyola, a 18 km.
Parque Natural Pagoeta en Aia, a 15 km.



Casa Rural Landarte
Carretera Artadi Nº 1
Zumaia - Gipuzkoa - País Vasco
Tel.: 943 86 53 58
Contacto: reservas@landarte.net

Dispone de 6 habitaciones dobles con baño, salas comunes de estar y  de lectura, comedor interior y un amplio cenador exterior con vistas al puerto deportivo, al mar y a los inmensos bosques de los alrededores.

Precio de la habitación doble, con un magnífico desayuno, a partir de 77,41 €,  IVA incluido.