Eco-Viajes

Gastromercados de San Miguel y San Antón (Madrid)

La idea de gastromercado se importó del londinense Borough Market, en el que se encuentran productos ecológicos y artesanales. El mercado de La Boquería de Barcelona tomó la delantera y se convirtió en referente en nuestro país. En la capital, los mercados de San Miguel y San Antón, se han convertido en parada imprescindible del tapeo madrileño.

Mercado de San Antón - Interior desde la terraza
Mercado de San Antón - Interior desde la terraza

MERCADO DE SAN MIGUEL

San Miguel reabría sus puertas en 2009 después de varios años de obras con un concepto nuevo de mercado que tenía como referencia el de La Boquería de Barcelona con productos de gran calidad, alimentos de temporada, asesoramiento gastronómico y con la posibilidad de probar, in situ, aquello que has comprado.

Renacía así un mercado, en el corazón del Madrid de los Austrias y a pocos metros de la Plaza Mayor y de la Plaza de la Villa, que había entrado en una grave crisis al no poder competir con los supermercados y centros comerciales de la zona.  Fue construido entre 1913 y 1916 inspirado en otros establecimientos europeos realizados en hierro al estilo del de Las Halles de París, aunque antes, en el mismo espacio, existía un mercado de comestibles al aire libre.

Nombrado Bien de Interés Cultural, el Mercado de San Miguel se ha convertido, en estos tres años, en parada imprescindible del tapeo madrileño y (sobre todo) en lugar de peregrinaje para los turistas. Vinos, los salazones de La Casa del Bacalao, ostras que puedes comprar por unidades en Ostras Sorlut, paellas y arroces, vermúts de las diferentes regiones en La Hora del Vermut, helados, zumos, pasteles del tradicional Horno de San Onofre, e incluso una librería gastronómica se alinean a ambos lados de sus abarrotados pasillos.

Si lo que necesitas es hacer la compra de productos gourmet, pero en los establecimientos de toda la vida, en Loxanet encontrarás pescados y mariscos gallegos; La Boucherie es una carnicería francesa que "anuncia" tener la mejor carne europea; y la fruta puedes comprarla en La Flor de San Miguel, una frutería regentada por sus dueños de toda la vida.


MERCADO DE SAN ANTÓN

Mucho más austero en su fachada –forrada de ladrillo falso- y de nueva construcción, es el Mercado de San Antón, ubicado en pleno barrio de Chueca. El Antiguo Mercado de la calle Augusto Figueroa –que ya citaba Benito Pérez Galdós en Fortunata y Jacinta- ha dado paso, después de cinco años de obras, a un edificio moderno dividido en cuatro alturas con distintos conceptos de compra y gastronomía.

La primera planta está dedicada al mercado tradicional, aunque se trata de un mercado gourmet que permite hacer una compra de calidad. Despiertan los sentidos la charcutería, un puesto con una enorme variedad de quesos y embutidos; la frutería, con todos los productos colocados primorosamente; pescadería, panadería, salazones… En esta planta, también encontrarás “La Alacena Víctor Montés”, un rincón para tomar el aperitivo, sentarse a comer de tapas, y probar allí o llevar a casa su amplia oferta de croquetas caseras –de chipirones, jamón, bacalao, puerro, queso Idiazabal, gorgonzola…-.

La segunda planta está concebida para la degustación, con puestos de "show-cooking": cuenta con una amplia vinoteca, puestos de comida griega, italiana, japonesa, una ostrería, un puesto de platos elaborados con foie, un puesto de salazones para degustar junto con una sidra, batidos, helados o una pastelería. Además, todos los puestos del mercado de San Antón sirven a domicilio (Tel. 91 330 02 99).

En la tercera planta, un restaurante –La cocina de San Antón- regentado por 5J, ofrece una cocina de mercado, con productos frescos y de temporada. Además, el establecimiento está abierto a cocinar al cliente el producto de carne o pescado que acabe de comprar en la zona de mercado: éste sólo tiene que advertir en el puesto que es para el Cooking de la cocina de San Antón, luego se lo envasan y se lo preparan en el restaurante, acompañado de diferentes guarniciones y salsas. Además ofrece menús diarios por 12 €. Este restaurante comparte planta con una terraza que permite disfrutar del skyline de la ciudad.

También cuenta con un espacio cultural reservado para exposiciones y un aparcamiento con cargadores para coches eléctricos. San Antón es un mercado sostenible, cuenta con paneles solares térmicos para el agua caliente y fotovoltaicos para la generación de electricidad. Utilizan bolsas de papel y de plástico reciclable y el suelo es de material reciclado -de basalto fundido-.

El Mercado de San Miguel tiene un gran atractivo arquitectónico y es parada imprescindible, pero el Mercado de San Antón tiene precios más ajustados, y resulta más espacioso; además, el Mercado de San Miguel, puede resultar, los fines de semana, un poco agobiante.
 



Mercado de San Miguel
Plaza San Miguel, S/N
Tel.: 91 542 49 36
Horario: Lunes, martes, miércoles y domingos abierto de 10 a 24 h. en horario continuo. Jueves, viernes y sábados abierto de 10 a 02 h. en horario continuo.


Mercado de San Antón
Calle Augusto Figueroa, 24
Tel.: 91 330 07 30
Horario: Primera planta (mercado tradicional): Abierto de lunes a sábado de 10 a 22 h. Segunda planta (puestos de tapeo): Abierto de lunes a domingo de 10 a 24 h. Tercera planta (restaurante y terraza): Abierto de domingo a jueves de 10 a 24 h; viernes, sábados y víspera de festivo de 10 h a 1:30 h.