Eco-Viajes

La Barra de César Anca (Alicante): tapeo junto a la Explanada de España

Situada en la Plaza de Correos, en pleno centro alicantino, César Anca abrió hace año y medio uno de los establecimientos gastronómicos más gozosos de la capital mediterránea. Tapeo clásico pero, sobre todo, creaciones de vanguardia que hacen la boca agua.

Milhoja de manzana, foie, queso de cabra y bacalao
Milhoja de manzana, foie, queso de cabra y bacalao

El Alicante culinario de estos dos últimos años se está reinventando de oeste a este, como si de un reajuste geoestratégico se tratara, a lo largo del eje que forman las calles Navas, Teatro, Castaños y la Plaza de Gabriel Miró. Es la zona centro, el entramado de calles comerciales y de cierto ocio nocturno que se sitúan entre el puerto deportivo, la Rambla de Méndez Núñez y la avenida de Alfonso X el Sabio. La crisis y los cambios en los gustos de los clientes han ido desplazando a este nuevo eje los locales más de moda, entre los que se encuentran aquellos donde se deja ver la gente guapa y, también, otros muchos con propuestas que van desde lo clásico a lo tapa de vanguardia.

César Anca en la cocinaPorque el cambio en las costumbres alicantinas no es sólo geográfico: el pincho va ganando espacios en los gustos culinarios del personal. Es una tendencia general en todo el país ya que la incidencia de la crisis en los bolsillos de clientes y en las cuentas de resultados de las empresas empuja hacia esa reinvención. Algunos locales emblemáticos han apostado por darle un mayor protagonismo a sus barras, apostando por una cocina más inmediata y en constante movimiento.

En la esquina de la Plaza de Gabriel Miró –conocida también como la plaza de Correos- con la calle Ojeda se estableció hace ahora un año y medio César Anca, uno de los cocineros con más cartel culinario en una ciudad tan exigente como Alicante. La Barra de César Anca (Ojeda, 1) ha ido virando en este tiempo hacia el producto elaborado, esa tapa creativa que, cada vez más, le demanda la clientela aunque sin dejar de lado el tapeo clásico como la  alcachofa rellena de chipirones en su tinta y gratinado de alioli (4,50 €), cazuelita de huevos pochados con patatas y bacalao (8,50 €), cazuelita de callos con garbanzos (8,50 €) o las ancas salteadas al Jerez (7,50 €).

Entre sus propuestas más vanguardista, y con mayor éxito entre el público, están los milhojas de manzana, foie, queso de cabra y bacalao (4,50 €), pulpo sobre torrija de patata en ajada y gratinado suave de alioli (4,50 €), brocheta de langostino con queso brie, maraña de kataji y confitura de pétalos de rosa (4,50 €), rollito de pan chino en crujiente de maíz relleno de pato confitado y manzana (3,90 €), canelón de rabo de buey con crujiente de ibérico (5,75 €), escalopín de solomillo relleno de Camembert y salsa wan-toon (9,75 €) y falso tomate de mousse de queso de cabra y albahaca (4,50 €).


 

La Barra de César Anca
Ojeda, 1
Tel. 965 20 15 80