Eco-Viajes

Nuevas Prácticas para un Turismo Sostenible en el Valle del Tiétar

Medidas para mejorar el turismo rural después del coronavirus

Inmersos en plena crisis del Covid-19, se hace necesaria una reflexión sobre cómo se verá afectado el turismo en el Valle del Tiétar y de qué forma las acciones que desde la plataforma Tiétar en Transición se lleven a cabo, podrán modelar el futuro hacia un modelo de turismo más sostenible. Se trata de despertar el pensamiento y construir entre todos un modelo turístico adecuado para las siguientes generaciones.

En estos momentos, es difícil pensar en el futuro estando inmersos de lleno en esta crisis. Pero deseamos que esta situación deje un poso en todos para replantearnos como queremos que sea el mundo en el que vivimos y como nos queremos relacionarnos con él. Esta crisis está abriendo los ojos a muchos ciudadanos, descubriendo la importancia de lo cercano, local, lo de aquí. El ciudadano mirará más cerca y en cuanto al turismo, también se desarrollarán nuevas formas de viajar, destinos más cercanos, más seguros, nuevas experiencias turísticas y en definitiva otros productos turísticos que den más valor a los visitantes.

Este es un buen momento para reflexionar sobre turismo en el valle.

¿Qué es el turismo y cuales las filosofías que podremos adoptar?

El turismo es una actividad compleja de difícil definición y que contribuye a satisfacer importantes necesidades individuales. En nuestra sociedad está ligada a la necesidad de descansar, viajar, conocer e intercambiar nuestros saberes y formas de vivir entre diferentes culturas. Esta inequívoca importancia tiene a la vez importantes impactos negativos. Por otra parte, la industrialización de esta actividad es, desde el punto de vista financiero, muy beneficiosa para algunos países: como España que en 2019 aportó casi el 15% del PIB. Pero gran parte de los beneficios económicos de esta actividad económica se queda en los países de origen de los turistas, alejando de los países receptores los grandes beneficios.

¿Qué nuevas prácticas turísticas podremos aplicar?

Por tanto, son necesarias nuevas prácticas turísticas pensadas en la reducción de los impactos negativos y en el enfoque de conseguir más beneficios para las personas (turistas y locales). El ecoturismo es un ejemplo de un turismo preocupado por los beneficios de los visitantes con experiencias genuinas y de fuerte significado, proporcionando beneficios para la población local, a la vez que se reducen los impactos negativos medioambientales.  

El ciudadano mirará más cerca y en cuanto al turismo, también se desarrollarán nuevas formas de viajar, destinos más cercanos y seguros, nuevas experiencias turísticas y en definitiva otros productos turísticos con más valor para los visitantes.

¿Cómo se ha desarrollado el turismo en el Valle?

Aunque quedan lejos los 80, muchos recordamos como esos veranos de “ir al pueblo” a la casa de los abuelos, llenaban plazas y calles de chavalería en unos tiernos recuerdos de infancia y adolescencia. Mucho ha llovido desde entonces y la situación económica y social ha cambiado de forma que otras vacaciones y destinos se han ido consolidando.

En los últimos años, en el Valle del Tiétar, el fenómeno turístico se ha venido desarrollando por una parte en torno a la construcción de urbanizaciones de segundas residencias. Un tipo de turismo de periodos cortos: fines de semana, puentes, etc. que demanda servicios a la par que consume recursos como el agua cada vez más escasos. Estas actividades turísticas apenas dejan un gran efecto económico en las poblaciones y pueden crear tensiones con los locales en esa disputa de recursos: piscinas, riegos, etc. Por otra parte, el sector turístico en el valle también se ha desarrollado al calor del fenómeno del Turismo Rural y de Naturaleza. Aunque tal y como se recoge en el documento de Estrategia de Desarrollo Territorial Sostenible del Valle del Tiétar: “ha producido algunos desajustes a nivel interno de la comarca (concentración de las actividades sobre determinados municipios y/o enclaves) y la proliferación de alojamientos de turismo rural en régimen de alquiler que no siempre responden a los esperados criterios de calidad y profesionalización”.

¿Crisis u oportunidad?

La presente crisis va a impactar gravemente en todos los sectores económicos del país y el sector turístico va a ser uno de los más afectados. En un posible escenario de post-crisis, las dificultades económicas, restricciones de movimientos y el miedo de los ciudadanos, se va a retraer toda actividad turística en general. Se prevén menos viajes y los que haya serán más cercanos a su lugar de residencia, buscando destinos no masificados y seguros. Quizá aquellos veranos de los 80 con calles y plazas llenas se repetirán, muchos volverán al pueblo como antaño y las urbanizaciones de segundas residencias se vuelvan a llenar.

Por otra parte, el sector turístico más profesional: casas rurales, hoteles y otros negocios turísticos, tendrán que capear el temporal recurriendo a ayudas, créditos, y reinventando sus prácticas. Consideramos que la proximidad del valle a la comunidad de Madrid puede tener una oportunidad para captar esa demanda del turista en busca de un destino más cercano y alejado de multitudes. Será fundamental para estas empresas adaptar sus prácticas y apostar por estrategias de promoción basadas en la seguridad, la cercanía y la no masificación, invirtiendo en Tecnologías de la Información que se han demostrado fundamentales en este periodo de confinamiento.

Una propuesta de la plataforma

Estos cambios no deben pasar desapercibidos y desde la Plataforma del Valle del Tiétar en Transición apostamos por una transición: hacia un turismo alejado de la masificación, sin agotar los recursos, respetuosa con el medio ambiente y cercano a población local y sus costumbres. Consideramos que un turismo diferente es posible, enfocado en la educación, descubriendo lo cercano con experiencias genuinas y creativas, respetando a la población local, en conjunción con la cultura y la naturaleza y que permita un retorno económico de la actividad. 

Para ello, es necesario poner en valor todo lo que el Valle del Tiétar nos ofrece. Se trata de descubrir para los de aquí y los de fuera el valor de lo que tenemos y con la responsabilidad de mantenerlo en el tiempo.

Así desde la Plataforma apostamos por:

-Conservar un lugar de excepcional belleza paisajística, con valores naturales y culturales únicos, y todo esto a “dos pasos” de Madrid.

-Ofrecer experiencias turísticas basadas en la naturaleza, cultura, tradiciones, agroecología, en entornos naturales que aportan beneficios de salud y bienestar, fundamentales para los visitantes y locales.

-Crear nuevos productos turísticos conectados con el mayor número posible de agentes locales, para crear negocios sostenibles y que proporcionen al valle una actividad económica adaptada al futuro.

Para ello será necesario el compromiso y colaboración entre ciudadanos, empresas turísticas y Administraciones para apostar por la sostenibilidad como un eje de desarrollo turístico del Valle del Tiétar.

¿Qué podemos hacer?

Serán necesarias acciones integradoras enfocadas en mitigar las amenazas que el cambio climático y la presión humana ejercen en el Valle. Esto deberá ser la base de trabajo para futuros modelos de desarrollo de diversas actividades como el turismo. Por tanto, es necesario un nuevo modelo de gobernanza que coordine las acciones de todos en una estrategia común. En definitiva una "Mesa del Valle" en la que Administraciones, Empresas, Asociaciones y ciudadanos, tomen decisiones unánimemente con el foco en un futuro sostenible.

Administración y ayuntamientos.

Las Administraciones deberán:

-Fomentar el conocimiento de los recursos del Valle y su aprovechamiento turístico con criterios de sostenibilidad. Formación y apoyo a empresas turísticas.

-Disponer de fondos para la creación y gestión de un nuevo modelo turístico.

-Incentivar la creación de negocios turísticos por jóvenes y su integración en un sistema turístico gestionado a nivel del territorio del valle.

-Impulsar diferencialmente a las empresas que apliquen buenas prácticas sostenibles.

-Promocionar la creación de foros de gobernanza turística del valle: Mesa del Valle.

 -Empresas y agentes turísticos.

Las empresas turísticas deberán:

-Educar a sus clientes en los valores del espacio que visitan, fomentando el consumo de productos locales y colaborar con otras empresas locales: visitas, actividades, etc.

-Gestionar adecuadamente los residuos, consumos de agua, energía y otros recursos naturales.

-Colaborar con la Administración medioambiental.

-Crear asociaciones con otras empresas.

-Participar activamente en foros de gobernanza.

Asociaciones

Existen diversas asociaciones que desarrollan sus actividades en el valle y que comparten valores y estrategias comunes con la Plataforma. Es necesario crear alianzas y trabajar juntos en la misma línea, con el objetivo de aprovechar esta crisis para producir en el campo turístico algo nuevo y suficientemente potente para defendernos de las próximas crisis y de conseguimos un territorio con una mejor calidad de vida para todos. Así deberán:

-Apoyar nuevos emprendedores para la creación de nuevas iniciativas de turismo sostenible.

-Identificar y promocionar nuevos agentes turísticos en falta en el valle.

-Participar y dar voz a los ciudadanos en los foros de gobernanza.

-Población local.

-Favorecer las iniciativas que persiguen una mejora en las condiciones de vida de las personas que habitan el valle. Colaborando en:

-Actividades de formación para identificar experiencias turísticas innovadoras y que permitan un contacto real del visitante con los valores más genuinos y tradicionales del valle.

-Constribuir en foros de gobernanza turística del valle.

En resumen, podríamos concluir que esta crisis va a traer cambios en el corto y medio plazo y si se apuesta por una estrategia de desarrollo sostenible, el Valle del Tiétar puede aprovechar sus fortalezas. Será necesario que todos contribuyamos en ese objetivo común y la Plataforma del Valle del Tiétar en Transición está dispuesta a ser el catalizador de ese cambio.

Comisión de ecoturismo de la Plataforma del Valle del Tiétar