Eco-Viajes

Postales de otoño en León

La Provincia de León esconde tras sus montes y valles un patrimonio sin igual, una gastronomía única; la aventura esencial para disfrutar de la estación más romántica

Faedo de Ciñera
Faedo de Ciñera

Melancolía y añoranza. Las hojas caen, los tonos ocres del campo se imponen y los árboles amarillean. Al otoño no le falta nada para empezar a resurgir entre los restos que le van quedando a este verano. Naturaleza, patrimonio, cultura, gastronomía y muchas y diversas experiencias es lo que hará de esta nueva estación una vivencia inolvidable. La Provincia de León es un lugar para recorrer de norte a sur y de este a oeste, conociendo parajes naturales imprescindibles, una singularidad arquitectónica sin parangón y un patrimonio cultural que se manifiesta en la belleza de sus pueblos. Este otoño, nos perdemos en León.

Para muchas personas, especialmente aquellas a quienes le gusta la fotografía, otoño es la mejor estación del año porque ofrece paisajes de singular belleza. Por este motivo, coged cámara -bien cargada-, coche, tren o autobús; pero sobre todo muchas ganas, porque la Provincia de León tiene un sinfín de secretos que dejar retratados.

¿Optamos por un viaje a la capital? Desde la Catedral hasta el Museo de Arte Contemporáneo de Castilla y León (MUSAC), pasando por la antigua muralla romana y llegando hasta Gaudí a través de la Casa Botines, León alberga una oferta cultural envidiable que se complementa a la perfección con infinitas opciones de entretenimiento y una gastronomía de excepción. Características que hacen de la capital leonesa uno de los mejores lugares del panorama nacional para visitar este otoño.

¿Una escapada al Bierzo? Toda esta comarca espira magia, desde las pallozas en la zona de Ancares, a los coloridos contrastes del Hayedo de Busmayor; el Monasterio de Santa María de Carracedo, la iglesia de San Miguel de Corullón o el pueblo medieval de Peñalba de Santiago… múltiples lugares donde dejarse llevar por esa esencia tan especial que tiene el otoño.

¿Nos metemos de ello en la naturaleza? Si hay un lugar de singular belleza, es, sin duda, el  Faedo de Ciñera, un bosque de cuento -casi encantado- situado en la comarca de Gordón. Un centenario hayedo con un recorrido sencillo para todos los públicos y que en otoño luce aún más especial. Fue nombrado en 2007 el Bosque Mejor Cuidado de España. Pero tenemos más rutas en plena naturaleza: El Hayedo de Valporquero, el Alcornocal de Cobrana, el Sabinar de Mirantes de Luna, el Pinar de Lillo o La Boyariza y el Palanco-entre muchos otros- con sus imprescindibles hoces y la espectacularidad de las cascadas de Foceltorno y Nocedo de Curueño.

Hablando de naturaleza… ¿Optamos por turismo activo? Saborear la libertad más absoluta y disfrutar de auténticos paraísos realizando rutas a caballo por los viñedos del Bierzo o por los valles Reserva de la Biosfera, ruteando por Picos de Europa, dando un melancólico paseo entre los castaños de Las Médulas o por otras muchas zonas de montañas, bosques o riberas; todos ellos lugares mágicos donde desarrollar múltiples actividades en este territorio aventurero.

¿Un poco de turismo rural? Pueblos con calles empedradas de miradores y balconadas de madera; villas de reyes y nobles, peregrinos y monjes que han dejado escrito su paso en monasterios y castillos. Incuestionable es el patrimonio de la provincia de León, tierra de nobles gentes que han forjado la historia a lo largo de los siglos. Ríos, valles y bosques esconden un patrimonio adornado con leyendas y tradiciones que diseñan un turismo etnográfico sin igual.

Castillos, Catedrales, iglesias, monasterios, palacios o yacimientos, son solo algunos de los tesoros arquitectónicos que retratan las huellas del pasado más remoto, entremezclado, en ocasiones, con pinceladas del presente más moderno. Y para vivir esta experiencia al máximo… ¿Imaginas pasar una noche de una palloza leonesa? O en una auténtica casona o palacete al estilo de cada comarca… Un lugar de descanso único, antes de emprender viaje a nuestra próxima actividad en mitad de la naturaleza.

Entre las montañas del norte y los llanos del sur, León ofrece un sinfín de opciones para disfrutar del otoño de otra manera. La provincia leonesa encierra tantos atractivos como se pueda imaginar, con un variado abanico de productos turísticos sin igual. León es un lugar completo que tiene como esencia fundamental su diversidad y variedad geográfica y cultural.