Eco-Viajes

Extremadura, turismo ornitológico todo el año

El Parque Nacional de Monfragüe acoge, entre el 28 de febrero y el 2 de marzo, una nueva edición de la Feria Internacional de Turismo Ornitológico – Extremadura Birdwatching Fair. Pero Extremadura cuenta con atractivos que la convierten en destino para los amantes de la naturaleza durante todo el año.

Segundo Premio FIO 2013: Zampullin. Foto: Juan Manuel Hernández López
Segundo Premio FIO 2013: Zampullin. Foto: Juan Manuel Hernández López

Extremadura es sobre todo conocida por su patrimonio cultural y artístico, pero ofrece al viajero una extraordinaria diversidad de paisajes y acoge varios espacios protegidos y parques naturales. Sin duda Monfragüe es la joya de la corona, pero merecen también especial atención el Parque Natural de Cornalvo, uno de las mejores representaciones de ecosistema de dehesa y su aprovechamiento tradicional, donde se encuentra el embalse romano más antiguo, mejor conservado y en funcionamiento de toda Europa. Y el Parque Natural Tajo Internacional, el primer parque Natural Internacional de Europa. Sus 25.088 hectáreas de riberos con exuberante bosque mediterráneo son surcadas por el río Tajo y los afluentes Erjas, Salor y Sever.

Pero además existen numerosas reservas y monumentos naturales, paisajes protegidos, corredores ecológicos y de biodiversidad, zonas de especial protección para las aves y un largo etcétera de espacios naturales protegidos que no dejarán de sorprenderte. Entre todos ellos, una larga lista, destacan el, o la impresionante Reserva Natural Garganta de los Infiernos, en el Valle del Jerte. También merecen especial atención el Monumento Natural Los Barruecos, en Malpartida de Cáceres, y el Paisaje Protegido Monte Valcorchero y Sierra del Gordo, en Plasencia.

Este entorno natural y su situación geográfica convierten Extremadura en un verdadero paraíso ornitológico. Concentra el 35% de las especies de aves europeas protegidas y el 74% de su territorio está incluido en el inventario de Áreas Importantes para las Aves de España. Es refugio de algunas de las especies de aves más amenazadas de Europa y de los hábitats donde viven, especies tan emblemáticas como el águila imperial ibérica, la cigüeña negra, el buitre negro, el águila perdicera, el alimoche, el cernícalo primilla , el aguilucho cenizo o la avutarda.

FIO, que este año se celebra entre el 28 de febrero y el 2 de marzo, convierte durante tres días a Monfragüe en referente de turismo ornitológico mundial. Pero a lo largo del año llegan a Extremadura viajeros provenientes de otros puntos de la geografía española y de Europa, atraídos por la completa oferta que ofrece la región a los amantes de las aves dispuestos a disfrutar de las 19 rutas ornitológicas recorren Extremadura de norte a sur y de este a oeste.

50 empresas se dedican al turismo de aves en la región. Entre su amplia oferta es posible, por ejemplo, vivir la experiencia de fotografiar de cerca aves desde observatorios situados el agua.   



HOMENAJE A JAPÓN

FIO viaja simbólicamente desde Monfragüe a Japón a través de la imagen que ilustra el cartel de la edición 2014. Rabilargos en un akebi, obra de Kono Bairei (1844-1895) se convierte en protagonista del material promocional.

La elección del rabilargo no es casual, éste ave de tamaño semejante a un mirlo pero con la cola muy larga y bello plumaje con alas y cola azules, encarna uno de los más claros ejemplos de lo que se llama en ecología una distribución disyuntiva, ya que la población mundial de la especie se reparte entre Asia (norte de Mongolia, sur y sureste de Rusia, este de China, Japón y parte de Corea) y, curiosamente, el suroeste de la Península Ibérica, a miles de kilómetros.

Por extraño que parezca el ser humano no está detrás de este curioso fenómeno. Se cree que los rabilargos, en su huida hacia el sur durante la última glaciación, se dividieron en dos poblaciones, una se dirigió al este y la otra al oeste, quedando aisladas definitivamente.



CITAS CON LA NATURALEZA EN EXTREMADURA

FIO no es la única cita en la agenda relacionada con el turismo de naturaleza que acoge Extremadura. Con la llegada de la primavera se celebra el Festival de las Aves Ciudad de Cáceres, un evento que incluye rutas ornitológicas guiadas por la ciudad monumental de Cáceres, talleres, un maratón fotográfico y actividades para público de todas las edades. La ciudad extremeña además de Patrimonio de la Humanidad es Zona de Especial Protección de Aves (ZEPA). También en primavera, entre los meses de abril o mayo, se celebra desde 1990, la Semana de la Cigüeña en Malpartida de Cáceres.

Unas 80.000 grullas, alrededor del 40% de la población de Europa occidental, eligen la región de Extremadura para pasar el invierno. Por eso, con la llegada del frío (en torno a diciembre), la zona de Moheda Alta (Navalvillar de Pela, Badajoz) acoge año tras año el Festival de las Grullas. Turismo, cultura, naturaleza y tradición se dan la mano en las actividades programadas para todos los públicos y edades. Los visitantes podrán disfrutar de actividades como rutas ornitológicas guiadas, espectáculos de animación con vuelos de aves, cuentacuentos, degustaciones, actuaciones y recibimiento de las grullas.

También en diciembre se celebra en Cáceres el Certamen Internacional de Cine de Turismo de Naturaleza, que premia los trabajos audiovisuales que muestran la naturaleza como recurso turístico.