Eco-Viajes

Ruta por las lagunas de Cantalejo (Segovia)

La franja oriental de la Tierra de Pinares segoviana atesora uno de los escasos humedales situados en sistemas dunares de origen continental de la Península Ibérica: el complejo lagunar de Cantalejo. Un paseo familiar, a pie o en bici, para los amantes de la ornitología.

Cantalejo - Laguna de Navahornos
Cantalejo - Laguna de Navahornos

La comarca de la Tierra de Pinares segoviana ofrece algunos de los horizontes más indómitos de una tierra que huele a tomillo y humo de leña: las hoces del Duratón. Pero un poco más al oeste discurre el río Cega configurando un ecosistema de ribera magnífico para la observación de aves. Y, entre el Cega y el Duratón, el término municipal de Cantalejo esconde una joya apenas conocida por el gran público: el complejo de lagunas que, junto con las de la vecina localidad de Lastras de Cuéllar, conforman un hábitat único en España al estar situadas sobre sistemas dunares de origen continental.

El conjunto de lagunas de carácter endorreico cuenta con una superficie superior a las 12.000 hectáreas y está declarado Zona de Especial Protección para las Aves (ZEPA). Se trata de un disperso conjunto formado por las lagunas de la Muña, Navahornos, Navaelsoto, Matisalvador, la Cerrada, la Temblorosa, Navacornales, Sotillos Bajeros y Navalayegua, de gran interés para los aficionados a la ornitología por la abundancia de garza real, zampullines chicos, fochas comunes, avetorillos y gallinetas, entre otras especies.

Para evitar que durante los meses de verano las lagunas se secasen, en el año 1996 se puso en marcha una Estación Depuradora de Aguas Residuales que permite mantener de manera regular la lámina de agua de la laguna de Sotillos Bajeros y, por medio de una acequia, mantener el suministro a otras seis más, garantizando el equilibrio del espacio natural.

Cantalejo ha sido, desde hace siglos, un tradicional cruce de caminos entre el puerto de Somosierra, y la meseta sur, y el camino hacia Valladolid. Para llegar a las lagunas situadas más al norte (Navahornos y la Muña), lo mejor es tomar la SG-205, en dirección a Cuéllar. Entre los puntos kilométricos 37 y 38 hay una pista de tierra que se adentra en el pinar (a la izquierda de la carretera) y que desemboca en un área de aparcamiento para vehículos a medio camino de las lagunas. Para alcanzar la laguna de la Muña se sigue el sendero por el pinar de apenas 350 m. que parte del aparcamiento. Al final del mismo hay un cartel, ya con el carrizal a la vista, y una zona donde abunda el suelo dunar. También unos soportes para aparcar las bicicletas.

La senda de Navahornos parte del mismo aparcamiento, pero en sentido opuesto.  Con unos 300 m de longitud, está marcado con una pasarela de madera que transita por encima del sistema dunar y que llega hasta un observatorio de aves situado al borde mismo de la laguna. La pasarela está adecuada para el acceso de personas con minusvalías físicas. A finales del verano la laguna de Navahornos es un lugar de encuentro para la cigüeña negra antes de su migración hacia África. Su observación es difícil pero no lo es tanto reconocer ejemplares de somormujo lavanco, con sus espectaculares penachos de plumas castañas a ambos lados de la cabeza (en especial durante los meses de marzo a mayo, durante su cortejo nupcial), zampullín chico (con una población invernal importante), garza real, gallineta común y la especie más abundante en las lagunas de Cantalejo, la focha común, con su peculiar plumaje negro y pico y pico blanco. Entre las rapaces que habitan durante todo el año el pinar y el carrizo están el aguilucho lagunero y el milano real.

En el camino hacia la ermita de Nuestra Señora del Pinar están también los aparcamientos de las lagunas de los Sotillos y de Navalayegua, fácilmente accesibles siguiendo la señalización del proyecto TRINO en la zona. Y no olvides llevar prismáticos.

 


 


GUÍA PRÁCTICA

Distancia: 650 m.
Dificultad: Baja
Aves: Garza real, zampullín chico, focha común, avetorillo, gallineta, cigüeña blanca y negra, milano real, aguilucho lagunero.
Ecosistemas: pinar y carrizal
Accesibilidad: Buena, desde la carretera y por las pasarelas de madera y caminos. Recomendado: todo tipo de público. Imprecindible llevar prismáticos.