Eco-Viajes

La Fuentona de Muriel y el sabinar de Calatañazor (Soria)

El nacimiento del río Abión, también conocido como la Fuentona, es un paraje natural de espectacular belleza situado junto al pueblo de Muriel de la Fuente (Soria). Paredes calizas, enebros, chopos y sabinas acompañan la sencilla ruta hasta la pequeña y misteriosa laguna donde manan las aguas del río. A dos pasos de Calatañazor y su encanto medieval.

La Fuentona de Muriel
La Fuentona de Muriel

Hasta hace pocos años el origen del acuífero del Ojo de la Fuentona, en Muriel de la Fuente (Soria), paraje por el que brota a la superficie el río Abión, era un misterio que alimentaba multitud de leyendas e historias contadas al calor de la lumbre en las noches del riguroso invierno castellano viejo. Las modernas técnicas de la espeleología submarina y el arrojo de un equipo de inmersión del programa de TVE “Al filo de lo imposible” acabaron desbaratando, sin embargo, las especulaciones sobre el acuífero de Cabrejas convertido, pese a ello, en una de las surgencias kársticas más profundas de la Península Ibérica. El documental se proyecta en la Casa del Parque del Sabinar (Tel. 975 18 81 62), al comienzo del itinerario propuesto. Senderistas en La Fuentona de Muriel

Casa del Parque. Desde el reconstruido Palacio de Santa Coloma, en Muriel de la Fuente, conjunto en el que abre sus puertas la Casa del Sabinar, podrás seguir también las evoluciones de las truchas que habitan la lagunilla gracias a una cámara sumergida en las frías aguas y que podrásmanejar a tu antojo. El resultado te cautivara. El centro ofrece, además, información interactiva sobre la flora, la fauna y las gentes que habitan esta comarca a caballo entre la Sierra de Cabrejas y Calatañazor, con la sabina como estrella estelar. Podrás tocar, oler y conocer en profundidad sus diversos usos durante la visita.

Senderismo. Desde la misma Casa del Sabinar parte el sendero que te llevará hasta el afloramiento de agua aunque si prefieres caminar menos podrás dejar tu coche aparcado junto al Punto de Información del Parque y luego tendrás apenas quince minutos de ruta hasta la Fuentona. Poco antes de llegar a la laguna encontrarás un desvío a la derecha que conduce hasta la cascada de la Fuentona: se trata de un pequeño salto de agua que, sin embargo, cautiva por su encanto. No te lo pierdas. Tampoco deberías perderte la visita a la Reserva Natural del Sabinar de Calatañazor con sus 22 hectáreas de bosque terciario. Luego concluye tu recorrido en el pueblo de Calatañazor, donde el moro Almanzor perdió su tambor y Orson Wells rodó sus "Campanadas a medianoche". Pasea por sus callejas empedradas, pregunta por las cocinas pinariegas (las reconocerás por la forma cónica de las chimeneas sobre los tejados) y acaba subiendo hasta las ruinas de su castillo para disfrutar de la cara más plácida del valle, a tus pies.

Ruta de las Sabinas. En la calle Real del Calatañazor medieval parte la llamada Ruta de las Sabinas, un itinerario de pequeño recorrido (PR-SO-3) que llega hasta Ucero, enlazando tres de los espacios naturales más emblemáticos de la geografía soriana, el Sabinar de Calatañazor, la Fuentona de Muriel y el Cañón del Río Lobos. El sendero se ensarta además en otro sendero, el PR-SO-16, que llega hasta Cabrejas del Pinar hasta sumar un total de casi 30 km balizados y a disposición de los caminantes que estén interesados en conocer de primera mano algunos de los bosques de sabina albar, rebollos y encinas mejor conservados de la provincia.


 

DÓNDE DORMIR

Hay una interesante oferta de alojamientos de turismo rural en la zona: en Cabrejas del Pinar está el Centro de Turismo Rural Camino de la Fuentona (Real, 34-36. Tel. 975 37 30 13). Cuenta con doce habitaciones dobles y tiene el acceso adaptado para discapacitados. Desde 40 €. Y en Calatañazor abre sus puertas la Casa del Cura de Calatañazor (Real, 25. Tel. 975 18 36 42 - 666 193 222): dispone de ocho habitaciones dobles decoradas en plan minimalista y muy original. Buena oferta en su restaurante. Por 78 €.