Eco-Viajes

UN TREN PARA EL TURISMO DE NATURALEZA EN LA SIERRA NORTE DE MADRID

El Translozoya, el tren turístico de la Sierra Norte: ¿será realidad algún día?

Se anunció con toda solemnidad en 2014. Incluso se llegaron a barajar fechas para su inauguración: en verano, en septiembre o noviembre de aquel año. Pero desde entonces el Translozoya no ha pasado de ser un hermoso proyecto: Eso sí: con el tren restaurado y preparado. ¿Para cuando su puesta en marcha?
El convoy del Translozoya, ya renovado y listo.
El convoy del Translozoya, ya renovado y listo.

En los años anteriores a la Guerra Civil, incluso a la II República, en tiempos de la dictadura de Primo de Rivera se puso en marcha un proyecto que se afianzó en los años 30.  Un tren directo Madrid-Burgos-Hendaya. El proyecto se acabó materializando en el tiempo de posguerra mediante el trabajo forzado de varios destacamentos penales situados en distintos municipios de la sierra Norte (Bustarviejo, Garganta de los Montes o Soto del Real), algo que ignoran o silencian casi todas las publicaciones que nos informan de la peripecia de esa línea férrea. La obra concluyó en 1968 y hasta casi principios de este siglo la vía fue utilizada de forma regular.

valle_del_lozoya

Junto a ese proyecto hubo algunas ideas que no llegaron a cuajar. Una de ellas era la de establecer un ramal que, desde las estaciones o apeaderos de Gargantilla de Lozoya o de Garganta, se extendiera a lo largo de todo el valle, en paralelo al río, hasta Rascafría y el Monasterio de El Paular.

El Directo Madrid Burgos fue cerrado oficialmente en 2015, aunque desde 2011, tras un derrumbamiento en el interior del túnel de Somosierra estaba sin uso. Por supuesto, la idea del tren a lo largo del valle no pasó de una mera ensoñación.

EL "TRANSLOZOYA"

En los últimos años, diversos colectivos ecologistas y ciudadanos, han venido impulsando iniciativas dirigidas a recuperar el tren. Una de ellas, que ha contado con el respaldo de no pocos ayuntamientos, comenzando por el de Buitrago del Lozoya, ha sido la puesta en marca de un tren turístico que enlazara Madrid con Robregordo, la “antesala” del pueblo de Somosierra. Aunque todavía no ha cuajado del todo, hay algo más que indicios de que tarde o temprano será realidad. Su nombre no puede ser más ilustrativo. EL TRANSLOZOYA.

El Monasterio de El Paular desde el Puente del Perdón

¿En qué consiste?

Aprovechando la línea del ferrocarril Madrid-Burgos, en los últimos años se está llevando a cabo la adecuación de un antiguo ferrocarril de los denominados TER con el fin de que recorra la vieja línea del Directo, de Chamartín a Robregordo, para utilizarlo con fines turísticos. Se rehabilitarían las estaciones muertas, se potenciarían los pueblos de los alrededores desarrollando planes de conservación de la naturaleza y, a la vez, de “turismo verde” y se pondría en valor un espacio rural lleno de atractivos para los amantes de la ecología en el que junto a municipios todavía arraigados en el mundo rural se extiende el Parque Nacional de la Sierra del Guadarrama en su vertiente Este. Albergues, alojamientos rurales, sendas forestales, vías verdes y rutas en la naturaleza, gran parte de ellas ya existentes, se desplegarán en los alrededores de cada estación.

El Translozoya vendría a constituirse en el segundo tren turístico de la Comunidad de Madrid tras el Tren de la Fresa que une Madrid con Aranjuez.

1457545086_Interior1

TRENES HISTÓRICOS RESTAURADOS

Aunque hasta que no se repare y restaure la vía férrea y se rehabiliten o reconstruyan los edificios de las estaciones no podemos hablar de Translozoya, en este tiempo se ha procedido a rehabilitar el TER 597-010, una de las 60 unidades del Tren Español Rápido, fabricado en 1965, y que desde 1965 hicieron trayectos como Madrid-Gijón, Madrid-Barcelona o Barcelona-Bilbao, principalmente.

El último viaje de estos trenes fue en 1995 con el trayecto Madrid-Cuenca. Después se retiraron y con algunas unidades se procedió a su desguace, otras se vendieron a Argentina, y otras tres se conservan por la Asociación Bilbilitana de Amigos del Ferrocarril (Calatayud), la Asociación de Amigos del Ferrocarril de Bilbao y este (el TER 597-010) lo conserva la Asociación Vallisoletana de Amigos del Ferrocarril, que ha llegado a un convenio con GALSINMA para la creación del tren turístico Translozoya.

Para ello la Associació per a la Reconstrucció de Material Ferroviari Históric (ARMF) está procediendo a la restauración tanto de motores y equipamiento como de equipamiento y exteriores, para su adecuado uso.

EL TRAYECTO DEL TRANSLOZOYA

El trayecto previsto es el que une las estaciones de Chamartín de Madrid y Robregordo, con paradas en Bustarviejo, Valdemanco, Garganta de los Montes, Gargantilla de Lozoya, Gascones-Buitrago, Braojos-La Serna, La Acebeda y Robregordo, y aunque se proyectó su inauguración para septiembre de 2014, seis años después desconocemos en qué medida han avanzado las gestiones y trámites para su puesta en marcha y, sobre todo, de la concesión de los correspondientes permisos para su circulación.

portada1-translozoya

DONDE VER Y VISITAR  EL TREN

El Translozoya ya está en la capital de España y es posible visitarlo. Este tren, el TER 597-010, está formado por dos coches, con capacidad para 128 personas, y, con sus 775 CV, alcanza una velocidad máxima de 120 Km/h.
Actualmente, se están ultimando los trámites institucionales que permitan su circulación por un tramo de la antigua línea Madrid-Burgos.

Mientras tanto, quienes lo deseen puede conocer de cerca el tren Translozoya.
Para ello, solo hay que visitar el Museo del Ferrocarril en el Paseo de las Delicias, 61, de Madrid.

En este museo el Translozoya es cuidado y mantenido con esmero para que esté siempre impecable y listo para cuando se ponga en marcha el proyecto.

El horario es de martes a viernes: 9:30 a 15:00 h.; Sábados y domingos: 10:00 a 15:00 h. Cerrado: los lunes, del 16 al 31 de agosto, y los días 1 y 6 de enero, 1 de mayo y 25 de diciembre.

EL ACCESO AL MUSEO Y LAS TARIFAS

Las tarifas de acceso al museo son:

• General: 6 euros
• Reducida: 4 euros (mayores de 65 años, niños de 4 a 12 años, carné Jove, estudiantes, familiares en posesión del carné ferroviario y socios de asociaciones de amigos del ferrocarril)
• Domingos: 2,50 euros


La entrada es gratuita para menores de 4 años, personas con discapacidad, miembros del ICOM y de la AEM, titulares de la Madrid Card, empleados de empresas ferroviarias pertenecientes al Patronato de la Fundación de los Ferrocarriles Españoles, y desempleados.

Para obtener más información está disponible el teléfono 902 228 822.

IMG_0964_1024x768