Eco-Viajes

De la ferrería Agorregi al Karst de Zumaia: embrujo guipuzcoano

La costa occidental guipuzcoana, además de txacolí y buenas playas para la práctica del surf, esconde dos secretos bien guardados: la antigua ferrería de Agorregi y el karst de Zumaia. Un placer para los sentidos y el viaje slow siguiendo el Camino de la Costa a Compostela.

Zumaia - Ermita de San Telmo
Zumaia - Ermita de San Telmo

La costa occidental guipuzcoana, entre las desembocaduras de las rías de Orio y Urola, es la parte más conocida de la comarca de Urola Costa, con algunos núcleos turísticos muy importantes, desde Zarautz a Getaria y Zumaia. Es, también, la vía por la que discurre la flecha amarilla: el Camino de la Costa a Compostela, una magnífica oportunidad para practicar algunas etapas senderistas por la histórica senda, desde la  ermita de San Martín de Tours, a las afueras de Orio.

El placer de disfrutar de lo pequeño. Te proponemos dos paradas fuera de las habituales recomendaciones. La primera conduce al corazón del Parque Natural de Pagoeta, el más diminuto de los espacios protegidos guipuzcoanos, ordenado en torno al monte Pagoeta. En el Centro de Información de Iturraran (tel. 943 83 53 89) te informarán sobre los 20 itinerarios señalizados que hay dentro del Parque. No te pierdas el audiovisual y la visita posterior a su Jardín Botánico, que cuenta con una extensión de 25 hectáreas y unas 3500 plantas (abre sábados, domingos y festivos de 10 a 14 h). Aprovecha para llegar hasta el Tejo de Behorbarrote, un ejemplar con más de 200 años de vida, situado dentro del Parque Natural. Pero el secreto de esta propuesta es la visita a la antigua ferrería y los molinos de Agorregi, un complejo hidráulico del siglo XVIII que podrás ver todavía en funcionamiento en mitad de un profundo bosque cantábrico. Un bosque mágico.


Ibarrola Bekoa. El agroturismo guipuzcoano nos ofrece una posibilidad muy asequible de alojarnos en mitad del paraíso. Un buen ejemplo es Ibarrola Bekoa, la granja de capones autóctonos que regentan Nekane y Xabier en pleno Parque Natural de Pagoeta, a dos pasos de Agorregi y a 5 minutos en coche de Zarautz.  El caserío cuenta con seis amplias habitaciones, un apartamento, y toda la tranquilidad del mundo. El trato es para sentirse mejor que en casa, y preparan unos desayunos para chuparse los dedos. Ideal para tus niños, si los tienes. ¿Por qué complicarse la vida buscando un hotel de precios imposibles en Donostia si aquí lo tienes todo a mano y bien barato?

El flysch de Zumaia. Si no lo has hecho nunca, esta es la ocasión: el recorrido en coche entre Getaria y Zumaia, con la carretera al borde del Cantábrico, es de una belleza especial. Desde la marina de Zumaia, entre mástiles, admira el perfil de la parroquia de San Pedro, con su aspecto de fortaleza. Además del interés ornitológico que tienen las marismas y dunas de la playa de Santiago, no dejes de visitar el Centro de Interpretación Algorri (tel. 943 14 31 00). Desde aquí se organizan los recorridos guiados por el flysch de Zumaia, una espectacular zona de acantilados que son un libro abierto de la geología de esta parte del planeta (1,5 € la entrada). La línea costera es una belleza y sus playas el contrapunto ideal para los jóvenes amantes del surf.