Eco-Viajes

Guadalteba (Málaga): un viaje al interior de la prehistoria andaluza

La cueva prehistórica de Ardales es la excusa perfecta para conocer la comarca del Guadalteba, en el noroeste de la provincia de Málaga. Se trata de uno de los yacimientos arqueológicos más importantes de toda Andalucía, con grabados rupestres de la prehistoria. Aprovecha para conocer las termas de Carratraca, el desfiladero de los Gaitanes, la ciudad mozárabe de Bobastro o las Lagunas de Campillos.

Desfiladero de Los Gaitanes
Desfiladero de Los Gaitanes

La llegada del AVE a Málaga ha revolucionado la vida, y las posibilidades turísticas, de esta animada capital andaluza y de toda la provincia. Para empezar, si alquilas un coche en la misma estación de María Zambrano, en poco más de veinte minutos tendrás a tiro una amplia franja del territorio occidental malagueño. Podrás dar un salto al mundo del Paleolítico sin despeinarte... ¿dónde? En la comarca del Guadalteba, un fértil y enrevesado territorio situado a caballo entre la Serranía de Ronda y la Vega de Antequera.

Ardales,  callesPuedes comenzar en Carratraca, punto de unión entre las comarcas del Guadalteba y el Guadalhorce. Se cuenta que la familia materna de Antonio Banderas procede de este pueblo. Y hasta algunos se atreven a aventurar que el mismo actor se encontraba detrás del grupo de inversores que en octubre de 2007 puso en funcionamiento el exclusivo hotel Villa Padierna, un cinco estrellas que aprovecha las aguas minero medicinales que ya utilizaron los romanos y árabes y cuyas termas, en el siglo XIX, recibieron a ilustres visitantes como Lord Byron, la emperatriz Eugenia de Montijo y el rey Fernando VII. Desde la piscina-solarium situada en su terraza superior podrás disfrutar de unas excelentes panorámicas del valle.

No hay que dejar Carratraca sin aprovechar una de las pistas culinarias de la ruta: en la Fonda Ca´Pepa (Baños, 18 y tel. 952 45 80 49), por 8 €, disfrutarás del calor de una de las casas de comida más populares y exitosas de todo Málaga. No te decimos más.

Arte paleolítico andaluz. Acércate luego hasta la villa de Ardales, a 6,5 km, y sube callejeando hasta las ruinas de su Castillo de la Peña y la iglesia de los Remedios. Disfruta del típico caserío encalado de los pueblos interiores de Andalucía: con suerte podrás encontrar a algún paisano trabajando el esparto a la puerta de su casa. Más pistas: no dejes de probar la zurrapa (lomo con manteca) que preparan en el bar Juan Vera (Andrades Navarrete, 9) o de degustar unos borrachuelos de los que elaboran artesanalmente en Productos Ruiz (Portugalete, 22).

Cueva de ArdalesLa parada resulta obligada en el Centro de Interpretación de la Prehistoria en Guadalteba, situado en el mismo Ardales (Avda. de Málaga, 1 y Tel. 952 45 80 46). Cuenta con más de setecientas piezas recuperadas en los yacimientos arqueológicos de la comarca y es el punto de partida de las visitas guiadas a la cueva prehistórica de Ardales,  a 2 km del pueblo (las visitas se hacen de martes a domingos, a las 10 y 11:30 h., con grupos de máximo quince personas -por los que es mejor que reserves la plaza- y cuestan 5 € niños (entre 5 y 12 años) y 8 € adultos; el precio incluye la visita guiada a la cueva y la entrada al centro de intrepretación. El recorrido dura una hora y media en el interior, donde se observan las muestras de arte paleolítico grabadas en la roca. Un último consejo: lleva calzado cómodo y ropa impermeable). La visita a la Cueva de Ardales es el punto fuerte de esta ruta. No esperes un recorrido al estilo de la de Nerja: te sorprenderá de verdad bajar, por unas escaleras del siglo XIX, a las entrañas de esta gruta y descubrir, ayudado por las guías, los grabados rupestres en sus paredes.  

Si te interesa especialmente el tema puedes completar el recorrido con una incursión en la necrópolis prehistórica de las Aguilillas, en Campillos (la visita, para grupos, se concerta también en el centro de interpretación de Ardales) y otra al Centro de Interpretación Tartessos en Guadalteba, dependiente del ayuntamiento de Almargen.

El Desfiladero de los Gaitanes. Otra de las visitas obligadas de este recorrido por la Comarca del Guadalteba es el paraje natural del Desfiladero de Los Gaitanes-El Chorro, una espectacular y angosta garganta pétrea que enlaza la zona de la presa del conde de Guadalhorce con el otro extremo de la Sierra del Agua, en El Chorro, a unos tres kilómetros.

El conocido como Caminito del Rey está inutilizado (sólo acceden escaladores, aunque el paso está prohibido): es una abandonada pasarela de servicio de la central hidroeléctrica construida a principios del XX por la que debía de haber transitado Alfonso XIII a pie para la inauguración de la presa (propuesta que el monarca reusó). La mejor perspectiva se tiene desde la misma carretera que conduce a El Chorro. Puedes dejar el coche en el aparcamiento del bar El Pilar (un establecimiento en el que los domingos preparan parrillada argentina) y caminar por el asfalto unos cien metros hasta la primera curva, punto desde el que podrás disfrutar con la visión de la boca del desfiladero.

Bobastro. En la misma carretera que conduce hasta El Chorro se encuentra el desvío hacia las ruinas de la ciudad mozárabe de Bobastro: refugio de Umur ibn Hafsun, caudillo local que peleó contra la hegemonía del emirato de Córdoba a finales del siglo IX. La visita al yacimiento es también guiada (entrada: 3 €. Cada hora en punto, desde las 10 h., se sale de la caseta de información que hay junto a la carretera). Quedan en pie restos de la basílica rupestre, de aljibes y lienzos de la muralla. Una vez finalizada la visita puedes continuar en coche hasta la cabecera de la presa situada al final de la carretera y hacer una parada en el mirador de la Encantada: disfruta de las impresionantes vistas del Pico de Huma y del río Guadalhorce, a sus pies.

Lagunas de Campillos. Los amantes de la ornitología tienen la oportunidad de observar las colonias de flamencos y otras vaes acuáticas que viven en la Reserva Natural de las Lagunas de Campillos, un conjunto de acuíferos temporales de salinidad variable que fueron declarados espacio protegido por el parlamento andaluz en el año 1989. Hay un observatorio situado en la Laguna Dulce y la empresa Ornitour organiza recorridos por la zona.

Más información:

Patronato de Turismo de Málaga y tel. 952 12 62 72 

Comarca del Guadalteba y tel. 952 71 34 55


 

DORMIR

Apartamentos Ardales (Calle el Burgo, 7. Tel. 952 45 94 66). Una propuesta de turismo rural de calidad, para los que no quieran renunciar a ninguna de las comodidades que ofrece la vida en la ciudad: recepción, garaje privado, piscina, jacuzzi, aire acondicionado, acceso a internet y solarium. Situados en el centro de la villa de Ardales, los apartamentos están decorados con grandes fotografías de los principales destinos turísticos de la comarca del Guadalteba. Amplios y funcionales, están pulcramente cuidados y tienen capacidad variable, entre 2 y 8 personas. Piscina y solarium.