Imprimir

Medina Sidonia, 3.000 años de historia

eco-viajes | 14 de junio de 2012

Panorámica de Medina Sidonia desde el Conjunto Arqueológico El Castillo
Panorámica de Medina Sidonia desde el Conjunto Arqueológico El Castillo

La localidad de Medina Sidonia es una de las de mayor riqueza histórica de la provincia de Cádiz. Enclavada al sur de la ruta de los pueblos blancos, a caballo entre la campiña y la sierra, sus calles contemplan más de 3.000 años de historia.

Levantada sobre una montaña conocida como Cerro del Castillo, Medina Sidonia ha servido de punto de encuentro de numerosas civilizaciones. Los primeros asentamientos datan de la Edad del Bronce, más tarde los fenicios procedentes de Sidón fundarán una ciudad y después llegarán los romanos. Bajo el dominio visigodo fue capital de provincia y sede episcopal de la Iglesia Católica y en el año 712 fue conquistada por los musulmanes. Alfonso X El Sabio reconquistó la ciudad en el año 1264, aunque su mayor esplendor lo alcanzó al convertirse en sede del Ducado de Medina Sidonia en el siglo XV.

Es reconocida por la belleza sus casas encaladas, el enrejado de sus balcones y por sus dulces artesanos. Ha sido galardonada con el premio al Embellecimiento de los Pueblos Andaluces y en 2001 fue declarada Conjunto Histórico Artístico y Bien de Interés Cultural. Desde Medina Sidonia se disfruta de una vista panorámica de un amplio territorio, incluida la Bahía de Cádiz, lo que le ha valido el sobrenombre del  "Balcón de la Bahía".

El recorrido comienza en la Plaza de España, una plaza triangular y el corazón de la ciudad, en torno a ella gira toda la actividad, en ella se levanta el Ayuntamiento - un edificio de estilo manierista del siglo XVII-  y sus terrazas la convierten en punto de encuentro de habitantes y turistas. Pero parece que durante el imperio romano también servía como lugar de reunión y debate público porque se cree que ahí se situó el foro de la ciudad.Arco de la Pastora

Desde ahí, la Puerta de Belén -que forma parte de las tres antiguas puertas de la muralla de la medina musulmana- conduce al corazón de la villa medieval, a las Caballerizas del Duque y a pocos metros, en la parte más elevada del Cerro, a las ruinas del Castillo y del Alcázar. Los restos arqueológicos indican la existencia de tres fortificaciones superpuestas: importantes restos de un castellum militar romano que ocupa la mayor parte de la cumbre del Cerro; algunas partes del alcázar árabe, del que todavía se conservan algunos tramos de las murallas; y buena parte del castillo que mandó construir el duque de Medina Sidonia. La entrada al recinto estaba protegida por el Torreón de Doña Blanca, la tradición cuenta que en ella fue encerrada la esposa de Don Pedro I, Doña Blanca de Borbón, hasta su muerte.

Al lado, se levanta la Iglesia Santa María Mayor La Coronada. Un templo gótico-plateresco, construido en parte sobre la antigua mezquita y declarado Monumento Histórico-Artístico desde 1931. Su retablo es una auténtica joya, así como una talla del Cristo del Perdón de 1679, realizada por Pedro Roldán.

Muy cerca se encuentra el Museo Etnográfico de Medina Sidonia, una muestra de la forma de vida, costumbres y economía de los habitantes de esta localidad gaditana.

Restos romanos. El subsuelo de Medina Sidonia guarda dos de sus tesoros más preciados: la calzada romana y el Conjunto Arqueológico-Cloacas Romanas, porque la Medina Sidonia romana estaba construida cuatro metros por debajo de la ciudad actual.  Al Conjunto Arqueológico-Cloacas Romanas se accede a través de la calle Espíritu Santo (número 8), abierto de nuevo tras un largo proceso de ampliación y que albergará el futuro Museo Arqueológico de Medina Sidonia, no sólo se pueden visitar las cloacas, sino una pequeña parte de lo que fue el entramado urbano de la ciudad: restos de viviendas, calles… Debajo de lo que fue la ciudad, se extiende la red subterránea de alcantarillado de la antigua Assido Caesarina, de casi un metro de ancho. Recorría toda la ciudad canalizando el agua de las lluvias y conduciendo las residuales hasta desembocarlas en el río.  Las que se visitan son las cloacas máximas, donde desembocaba todo el entramado de cloacas más pequeñas que se extendían por el trazado urbano. Los muros están hechos de sillares de piedra y el suelo es el original, impermeabilizado con una capa formada por una mezcla de cerámica triturada y cal. La visita a los restos de la ciudad romana termina en la calle Álamo, donde se pueden visitar los restos de la antigua calzada romana, de cinco metros de ancho y construida con grandes losas de piedra.

Pero además del recorrido por el casco antiguo, en Medina Sidonia existe la posibilidad de hacer rutas temáticas como la ruta de los patios, la de las fuentes, los puentes romanos o la ruta de repostería. Medina Sidonia es la capital repostera de la provincia, una tradición que se remonta a la etapa árabe. Sus dulces más ilustres son las Tortas Pardas - canastillas de pasta de almendras rellenas de cabello de ángel-, los amarguillos -mazapán a base de almendras-, piñonates, yemas… Aunque la estrella indiscutible es el alfajor, que se elabora desde la antigüedad y cuya receta se transmite de generación en generación. 

Más información en la Oficina Municipal de Turismo situada en la calle San Juan, en el edificio de la Plaza de Abastos (Tel. 956 412 404).

 



COMER

La Vista de Medina (Plaza de la Iglesia Mayor, 2. Tel 956 410 069) es un restaurante de cocina creativa pero con gran influencia de la tradición gastronómica y con productos de temporada. Precio medio: 25 euros.

La Venta la Duquesa (Ctra. A- 396 KM 7,700. Tel. 956 410 836) está situada a las afueras de Medina Sidonia, en plena Ruta del Toro. En este restaurante se elabora cocina tradicional con materia prima de temporada. Precio medio: 35 euros.

 



DORMIR

La Tagarnina (Calle Moritos, 10. Tel. 956 423 026) es una casa de arquitectura tradicional, con patio, pozo, estructura de madera y gruesos muros, situada en pleno casco histórico de Medina. Esta casa, antigua tahona, dispone de 9 habitaciones repartidas en torno a un típico patio andaluz. Desde 75 euros (incluye desayuno).

Situada en pleno casco histórico, la Casa de Abú (Calle Espíritu Santo, 6. Tel. 956 412 463 – 630 734 921)  es una antigua fábrica de harinas del siglo XIX totalmente rehabilitada ofrece tres viviendas turísticas capaces de acoger hasta a doce personas.   Habitación doble desde 45 euros. 

La Vista de la Medina (Plaza de la Iglesia Mayor, 2. Tel. 956 410 069 - 646 489 069) cuenta con unas vistas privilegiadas de Medina Sidonia y con piscinas en la parte alta del hotel. Dispone de seis suites/apartamentos totalmente equipados. Desde 60 euros.

Puede ver este artículo en la siguitente dirección /articulo/pueblos-con-encanto/medina-sidonia-cadiz-ruta-pueblos-blancos-andalucia/20120613131325003032.html


© 2020 Eco-Viajes

Eco-Viajes