Imprimir

Valderrobres (Teruel)

eco-viajes | 23 de noviembre de 2011

Puente de Piedra
Puente de Piedra

Centro administrativo y geográfico de la comarca turolense del Matarraña, Valderrobres combina modernidad y tradición y atesora uno de los cascos antiguos señoriales con más encanto del Bajo Aragón. Para pasear con calma.

La comarca del Matarraña, situada en el noreste de la provincia de Teruel y encajonada entre la Terra Alta tarraconense y el Bajo Maestrazgo de Castellón, recibe su nombre del río que la atraviesa de sur a norte, afluente del Ebro. Está integrada por 18 municipios y se parte en dos paisajes claramente diferenciados: uno de perfil montañoso al Sur, con el macizo de Els Ports como gran protagonista, y otro, llano y agrícola, al Norte.Valderrobres - Iglesia de Santa María la Mayor

En el centro de ambos, haciendo de gozne natural, se encuentra su capital administrativa comarcal: Valderrobles o Vall de Roures, como se escribe en “chapurreau”, la variedad del catalán que hablan mayoritariamente los habitantes del Matarraña. O del Matarranya, que tanto monta.

Valderrobres, centro de servicios, conserva uno de los cascos antiguos con más encanto del Bajo Aragón. Declarada Conjunto Histórico-Artístico, la villa ciñe su vestido medieval al verdeante cauce del río Matarraña y luce sus mejores galas precisamente aquí, bajo los ojos del Puente de Piedra que da acceso al Portal de San Roque, una de las dos puertas medievales que quedan en pie a día de hoy. Los cronistas sitúan la construcción del puente a finales del siglo XIV, a la par que se levantaban las murallas. Es un puente robusto, con cuatro ojos, tal vez el más fotografiado de toda la comarca y que lleva escrito en su adn la historia secular de Valderrobles: por él discurría todo el tráfico de gentes y mercaderías que entraba en el viejo recinto de la villa.

Atravesando el portal del patrón de la población, talismán contra las epidemias, se desemboca en la Plaza de España, donde encontrarás el edificio renacentista del ayuntamiento: si te sitúas frente a su fachada principal verás un gran escudo con la fecha de 1599, año en que finalizó su construcción. El robusto edificio consistorial simbolizó el cambio en las relaciones de poder que trajo el final del siglo XVI, con una burguesía cada vez más fuerte frente al declive del poder eclesiástico. A tus espaldas, en Casa Giner (Pl. España, 3) puedes comprar legumbres, patés artesanos y un exquisito jamón de Teruel. En Valderrobres hay mucha costumbre de tapear. A un paso de la Plaza de España queda el bar La Cova (Santiago Hernández Ruiz, 13): degusta sus “ardientes” choricicos del Diablo. Y si quieres llevarte algún recuerdo original de artesanía del pueblo acércate hasta Fetamá (S. H. Ruiz, 20). Valderrobres - Arco de San Roque

El castillo, situado en la parte alta del casco antiguo (abre los viernes y sábados de 11 a 14:30 h y de 16 a 18:30 h; los domingos sólo mañanas. Entrada: adultos 4 € y 2 € niños), es otro de los símbolos de Valderrobres. Sus orígenes son inciertos y sólo se tiene constancia, allá por finales del XIV, cuando el arzobispo García Fernández de Heredia empieza a transformarlo en palacio episcopal. Centro cultural en nuestros días, no dejes de ascender hasta sus almenas para disfrutar de unas preciosas panorámicas de Valderrobles y sus tejados. A un lado de la fortaleza se levanta la iglesia de Santa María la Mayor, del siglo XV: su portada está considerada uno de los mejores ejemplos del gótico levantino en la provincia de Teruel.

Si te apetece hacer algo de ejercicio tienes dos opciones: la empresa Vall de Segarra (tel. 978 85 04 19) organiza rutas a caballo desde Valderrobles. Y también puedes acercarte a la abandonada estación de tren para hacer un tramo de la Vía Verde del Val de Zafán: son 30 km que discurren por un paisaje de bosques y cultivos entre Valljunquera y Arens de Lledó y pasan por algunos de los pueblos con mayor patrimonio arquitectónico como Torre del Compte. Para conseguir documentación sobre la zona no dejes de visitar a uno de los grandes animadores culturales del Matarraya: Octavi Serret, librero y erudito (Llibrería Serret, Avda. de la Hispanidad, 21. Tel. 978 89 00 77).

 

Más información:

Comarca del Matarraña y Tel. 978 89 08 60.

 


 

DORMIR

La Parada del Compte (Finca La antigua Estación de Ferrocarril. Tel. 978 76 90 72).
En la Torre del Compte, a 14 km de Valderrobres, la vieja estación del tren que unía La Puebla de Híjar con Tortosa fue reconvertida a finales de los noventa en un exclusivo hotelito rural con 4 habitaciones dobles, 2 junior suites y 3 suites. Sosiego garantizado. Desde 110 €.

 


 

COMER

Fuente del Miró (Ctra. Tortosa, s/n. Tel. 978 89 01 95). En Valderrobres, cocina de temporada: verduras al vapor con panceta confitada y caldo trufado, risotto meloso de cigalas, canelones de morcilla napados con crema de cebolla y trufa, setas de temporada salteadas, huevo pochado y langostinos a la plancha, ternasco al horno y cordero asado a baja temperatura y glaseado con su jugo. Por 35 €.

 

Puede ver este artículo en la siguitente dirección /articulo/pueblos-con-encanto/viajes-turismo-aragon-teruel-matarrana-valderrobres/20111021132506002904.html


© 2020 Eco-Viajes

Eco-Viajes