Eco-Viajes

Donosti verde y las ninfas de Prim

Fachada moderrnista de Prim, 17.
Fachada moderrnista de Prim, 17.
Donosti no sólo son pintxos o la Playa de la Concha, también encontrarás edificios art-nouveau como los de la calle Prim o parques como el Cristina-Enea, desde que el Duque de Mandas lo regaló a la ciudad, es el orgullo del barrio de Egia y el gran parque donostiarra
Siempre es un privilegio/placer pasear por esta ciudad de cuerpo escultural (pero de cara, carísima). Por eso, encontrar algo que sea al mismo tiempo atractivo y gratis aquí puntúa doble. Hoy pasamos de Igueldos, Conchas y pintxos (aunque aquí también hay sorpresas), salimos de lo Viejo y seguimos la línea acuática del Urumea para disfrutar de dos agradables descubrimientos.

En la margen izquierda (la misma que el Hotel María Cristina y el Teatro Victoria Eugenia, pero hacia el interior), las casitas del paseo del Árbol de Guernica tienen trajes de alta costura y hechuras modernistas. Aquí, y en su paralela, la calle Prim, encontrarás los mejores ejemplos de art-nouveau de la ciudad. La mayoría son obra de Cortázar e incorporan murales cerámicos de Zuloaga (Daniel, no Ignacio, el pintor), con ninfas que danzan entre flores y ornas geométricas, como las de Prim, 17. También tienes exquisitos ejemplos en los números 25 y 28 de esta misma calle, en Moraza (nº 5), Urbieta (nº 54), y, más alejado, en el 21 de Garibai.

Una vez cruzado el Puente de María Cristina (aquí también hay cerámicas de Zuloaga, ¡búscalas!), en la margen derecha de río y con la perspectiva de la estación del Norte al fondo (si tienes tiempo, visita su marquesina, realizada en el taller Eiffel), el siguiente lujo visual se viste de verde y te lleva al parque Cristina-Enea (Tel.: 943 45 35 26).



Desde que el Duque de Mandas lo regaló a la ciudad, es el orgullo del barrio de Egia y el gran parque donostiarra. Si quieres fundirte con su día a día, lánzate a explorar los casi 95.000 m2 de este gran pulmón, asómate al estanque, lee el periódico, haz footing o pasea entre cisnes, patos y pavos reales. Para no perderte nada, tienes dos itinerarios señalizados que llegan hasta el mirador con paradas en sus top ten: secuoyas, cedros del Líbano y ginkgos, además de otros protagonistas, como sapos parteros o ciervos volantes.

Para entenderlo todo mejor, acércate al Centro de Recursos Medioambientales, un precioso edificio con multitud de propuestas eco-sostenibles a través de exposiciones, conciertos, actividades infantiles… Está en el centro del parque y abre a diario (de 9.30 a 13.30 h y de 15 a 19; domingos, sólo mañanas). Además, la entrada es gratuita y el paseo, sin apenas turistas.