Eco-Viajes

Otras compras navideñas son posibles, Elsa Vega nos propone pasar un buen rato este fin de semana, tachar de la lista regalos pendientes y desfrutar de unas compras retro en un marcadillo.
Se acercan las fiestas navideñas y de repente el paisaje urbano se transforma en un espectáculo de luces de color, abetos gigantes y hasta pistas de patinaje sobre hielo al más puro estilo neoyorkino.

Todo es idílico, pero cuando llega el momento de hacer las compras más vale pegarse un tiro que intentar pasear por las calles céntricas de cualquier ciudad, misión imposible donde las haya.

Por eso, y porque nuestros seres queridos merecen un presente más especial y personalizado, os traigo algunas propuestas para pasar un buen rato este fin de semana, tachar de la lista los regalos pendientes y disfrutar de las compras de siempre, las de toda la vida, las del mercadillo.





Metrodo Eventos organiza del 20 al 22 de diciembre Garage Market Madrid, un mercado que aúna moda vintage, muebles retro y tendencias DIY ("do it yourself", es decir, "hazlo tu mismo"). La cita es en el aparcamiento del hotel Silken Puerta América, y la entrada es gratuita.

Nos prometen regalos originales, divertidos, artesanos, una auténtica propuesta retro que se adecúa perfectamente a estas fechas.





También del 20 al 22 de diciembre podemos visitar Ciento y Pico Market en la calle Velarde, 14, de Madrid. Es la cuarta edición de este mercadillo que nos trae las propuestas de 26 diseñadores emergentes y fanáticos de lo "hecho a mano" y todo ello en un espacio singular, un edificio histórico con más de un siglo de vida (de ahí el nombre de ciento y pico…)





Otra opción es visitar The Hovse, más que un mercado una agradable exposición de objetos de regalo, ropa, juguetes y alimentación que podemos adquirir durante nuestra visita. La idea es presentar todos los productos en una casa antigua, de modo que nos inmiscuimos en el edificio y podemos ir descubriendo lo que esconde cada habitación, cada esquina. Una visita agradable que sorprende por el buen gusto y la originalidad.





Se ubica en la calle General Arrando, 40, Madrid, y la entrada es gratuita.

Y vosotros, ¿os apuntáis a la retro-navidad?